~ Buscando sonrisas que perduren a lo largo de mi vida desde 1995

miércoles, 29 de mayo de 2013

A palabras necias...


Oídos sordos a lo que digan y divulguen acerca de ti. La opinión no importa si no proviene de alguien que sea lo suficientemente significativo para tu persona. Además,está visto y comprobado que siempre habrá alguien a quien no le termines de agradar. Es un hecho no poder darte a conocer a todo el mundo,aunque también es verdad que ellos eligen perdérselo. Igualmente,la sensibilidad no tiene que dar signos de existencia cuando hacen comentarios con la intención de infravalorarte. La inmadurez la portan aquellos que se preocupan más por la vida de los demás que por la suya propia. 

A mi qué me importa si lo que ha hecho ''x'' persona está bien,mal o regular,lo ha hecho porque ha querido/tenido que hacer,para quien debe estar mejor o peor es para él o ella. En estos casos,pienso que es mejor dejar paso a la indiferencia y no prejuzgar. ¿Es que poner verde a alguien hace más feliz o quita aburrimiento? Primera y personalmente,creo que la vida de nadie le incumbe a nadie y,secundariamente,sienta mejor no intervenir ni preocuparse por los problemas ajenos (y esto va referido al hecho de inventar o insultar a los que no tenemos ni la decencia de conocer),ya tenemos suficiente con los nuestros como para andar queriendo tener la cabeza en otras además de en la nuestra. Cada cual que sea feliz con lo que hace y que reconozca cuándo se equivoca y cuándo no. No creo que haga falta recriminarle nada a nadie ni reducirse a valorar lo malo olvidándose de lo bueno,ya cada uno es consciente de lo que busca y por qué lo busca. Si realmente llena de satisfacción el hecho de reírse o hablar mal de otros/as,debo afirmar que,irónicamente,la vida de estas personas está bastante vacía. Aunque,si de verdad son felices así,adelante,que sigan viviendo vidas ajenas en vez de disfrutar la suya. Estoy segura de que llegarán muy lejos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario