~ Buscando sonrisas que perduren a lo largo de mi vida desde 1995

viernes, 8 de febrero de 2013

Ya es opción de cada uno elegir qué es lo moralmente mejor para su conciencia.

Mentiras,trolas,inventos. Todo se basa en eso. Parece que son el método perfecto para conseguir algo con rapidez. Total,es fácil,no hace falta estudiar la carrera de arte dramático para querer de mentira o fingir interés por alguien. Aunque,por una parte,están las personas que mienten más de lo que hablan y consiguen siempre lo que se proponen; y,por otra,las que prefieren ir con la verdad por delante para obtener como regalo otro rechazo más para su colección. Sí,siempre existirán personas que te atosigarán con piropos,aunque sean justamente lo contrario a lo que piensen. Que te hablen interpretando el papel de interesados por tu día a día y estado de ánimo y resulte que,después de haber probado tus labios o,en otros casos,algo más,no les has importado un carajo. 

Pero igualmente,digo yo que aquellas personas que hacen daño queriendo una y otra vez,o viven en otro mundo y no se dan cuenta de que lo hacen,o no saben qué es lo que realmente se siente cuando te infravaloran,o son sencillamente imbéciles (yo apuesto por esto) o,quizás,usan esa táctica para vengarse de su -supuestamente- horrible pasado (pasado que les ''aterra'',por cierto). Y he aquí el asunto: pueden tener miedo porque es algo absolutamente humano,es más,yo lo he tenido muchas veces,pero no por eso he ido rompiendo corazones o bajando autoestimas por ahí,la verdad es que no me serviría ni como ''quitamiedo'',ni como táctica enamora-personas. Sé de sobra que esto no va a influir para nada en la realidad,que mañana seguirá habiendo personas con veinticinco personalidades distintas,y pasado,y el año que viene. Simplemente,doy mi opinión al respecto e intento desahogarme un poco con esta pobre página en blanco,porque pienso que los susodichos se merecen tantas decepciones como personas y corazones han utilizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario