~ Buscando sonrisas que perduren a lo largo de mi vida desde 1995

viernes, 16 de noviembre de 2012

Olvidar es aceptar que el otro está feliz y tú estás jodido.

Evitar lugares,personas,canciones... como si fuesen un conjuro para invocar fantasmas. Lo peor de intentar olvidar es que cuanto más te esfuerzas,menos lo consigues. Olvidar es aceptar que al final no eres tan diferente del más ''blandengue'' de tu barrio. Es reconocer que no siempre un clavo saca otro clavo. Que es verdad que el tiempo sana todas las heridas,pero nadie sabe cuánto tiempo es el necesario; y algunas veces suele ser mucho,pero mucho tiempo.  Olvidar es darse cuenta de que el perdón necesita renovación de contrato,y también es asimilar que existen personas que sólo llegan para transformarte en quien debes ser; no llegan para quedarse,sino para que aprendas a dejarlas ir. Lo mejor de olvidar es que cuando lo consigues,te sientes invencible. Pero lo peor de lo peor es que cuando al fin crees que lo consigues,él te dice que todavía te ama... y claro,llegas a la conclusión de que al final no has olvidado una mierda.





No hay comentarios:

Publicar un comentario