~ Buscando sonrisas que perduren a lo largo de mi vida desde 1995

viernes, 26 de octubre de 2012

No me quedará otra que confiar en ti,futuro.

         Hoy es un buen día para contarte cosas. Para mostrar un poquito más de lo que hay dentro de mi o de mi patatita. Sí es cierto que ni yo misma puedo dar la garantía de que algo perdure,puesto que creo que la única relación que va a durar para siempre es la que tengo conmigo misma. Tampoco sé a ciencia cierta lo que quiero muchas veces;soy una persona bastante indecisa. Pero claro,cuando sé lo que quiero no hay persona,cosa o animal que me quite de la cabeza aquello que busco,que suele permanecer mucho en mi cabeza. Otra cosa es que no luche todo lo que debería o podría luchar -supongo que eso es cuestión de seguridad-.


          El tema del amor es algo curioso y,también,un tanto indefinido: cuando lo tienes presente en tu vida,de vez en cuando te parece un estorbo;y cuando careces de él,intentas buscarlo y,como de costumbre,no lo encuentras. Las cosas forzadas no suelen salir adelante,pienso que es mejor dejar que todo fluya,si algo tiene que pasar,pasará. Puede ser mañana,justo cuando tropieces con un charco y pienses que tu vida no es que gire mucho en torno a la suerte o,dentro de unos meses,cuando hayas acabado con la poca esperanza que tenías. Y el problema es ese,que cuando hay amor existe el amor,pero de por medio se cruzan los miedos de no ser suficiente,la incertidumbre sobre lo que la otra persona piense,sobre lo que siente,incluso sobre lo que puedes llegar a sentir tú mismo.









                                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario